Saltar al contenido →

Disfruta de tus vacaciones veraniegas

disfruta-de-tus-vacaciones-veraniegas

El verano se ha adelantado. Una ola de calor, ¡y junio parecía agosto! Aunque el mundo está patas arriba, huele a vacaciones; a un descanso estival merecido y necesario. Necesitamos cargar pilas, recobrar fuerzas e ilusiones. Eso no implica que nos desentendamos de lo que está ocurriendo a nuestro alrededor, pero sí que busquemos actividades que nos ayuden a sobrellevarlo mejor.

No siempre sabemos cómo emplear nuestro tiempo libre. Estamos tan acostumbrados a nuestra rutina, tan sumergidos en un día a día planificado al milímetro, que es habitual sentir cierto desasosiego ante dos o tres semanas sin una estructura que nos sostenga. Para aprovechar los días libres, podemos hacer infinidad de cosas. Hay quienes gustan de organizarlo todo y, también, quienes prefieren improvisar; quienes viajan a lugares remotos y quienes se quedan en casa. Hagas lo que hagas, intenta aprovechar tus vacaciones y haz cosas que no puedes hacer durante el resto del año. Es opcional, claro.

Anoto aquí algunas sugerencias. Por supuesto, eres libre de ignorarlas (aunque sería una pena).

  • Si tienes pensado ir a la playa, te aconsejo llevar una careta de buceo (en Decathlon tienen unas estupendas). Observar la vida marina relaja y reconforta, como también lo hace contemplar el azul del mar. Este color actúa sobre unos foto pigmentos de la retina que estimulan el cerebro y sincronizan el reloj biológico, lo que facilita el descanso y desactiva las respuestas agresivas. En cualquier caso, no te olvides de flotar. ¡Relaja un montón! Por lo visto, nos conecta con las sensaciones que teníamos en el vientre materno.
  • Si te apetece reposar en tu sofá, pero te resistes a que tu cerebro se anquilose, te recomiendo ver el programa de RTVE Las tres puertas. La palabra como protagonista de unas entrevistas pausadas e íntimas, conducidas por la brillante periodista María Casado. Inolvidables las conversaciones con la humorista Paz Padilla, la actriz Ana Milán, la psiquiatra Marian Rojas y el que fuera futbolista y entrenador del Barça Juan Carlos Unzué. Si no te gusta la televisión, aprovecha para leer alguno de los libros que seguro acumulas en casa. Si quieres descubrir nuevas lecturas, aquí tienes algunas recomendaciones.
  • Regálate un baño de bosque. Está demostrado que la naturaleza es beneficiosa para el cerebro y para nuestra salud. Rodearte de árboles no solo relaja, sino que duplica las células NK, que son las que luchan contra las células tumorales. ¡Nada mal!
  • Acaricia algún perro o gato. Si eres una persona alérgica a su pelo, ¡bajo tu cuenta y riesgo! Por lo visto, acariciarlos disminuye las hormonas del estrés. Es lo que le digo a mi amiga peluda Trufa cuando protesta porque no paro de tocarla…
  • El silencio fomenta el nacimiento de neuronas, además de impedir que digamos tonterías. Recuerda que “somos esclavos de nuestras palabras y dueños de nuestros silencios”. Creo que lo dijo Gandhi, aunque no podría asegurarlo.
  • Ves al cine. Hay aire acondicionado y, de paso, apoyarás la industria cinematográfica, que buena falta le hace. Si quieres que la experiencia roce lo sublime, ¡come palomitas! Si prefieres la comodidad de tu casa, deléitate con la serie británica Downton Abbey (está en los catálogos de Netflix y Prime Video). Narra las vidas de la familia Crawley y de sus sirvientes en una casa campestre durante la época eduardiana. Maravillosa ambientación, diálogos asombrosos e interpretaciones estelares, entre las que destacan la de la veterana Maggie Smith. Consejo: mira la serie antes de las películas o no entenderás nada…
  • Si se te da bien cocinar, aprovecha para investigar nuevas recetas. ¡Atrévete con sabores distintos! Si hasta ahora todo cuanto has emprendido ha acabado en desastre, ponte el delantal, ármate de paciencia y aventúrate en un nuevo mundo de olores y sabores. En Internet encontrarás infinidad de ideas. ¡Suma calorías con alegría!
  • Si todavía no lo has hecho, compra macetas, tierra y rodéate de plantas. Tienes donde elegir y pueden convertirse en grandes amigas, ¡palabra!
  • Contempla una salida o puesta de sol. Esto sucede cada día y casi nunca le damos importancia. Es una experiencia inigualable que nos conecta con la vida y con la naturaleza. ¡No te la pierdas!
  • Atrévete a identificar los pájaros con los que te cruzas. Equípate con unos prismáticos y con una buena guía ornitológica. Te serán de gran utilidad y descubrirás cosas asombrosas. Además, dejarás de pensar en lo que te preocupa. ¡Al menos durante un rato!

Decidas lo que decidas hacer este verano, descansa, cuídate y mímate. Si tú no estás bien, nada estará bien. Busca momentos para ti y regálate sonrisas con las que defender tu alegría. Ahora debes protegerla más que nunca.

¡Nos leemos en septiembre!

Print Friendly, PDF & Email

Publicado en Historia real Naturaleza

Un comentario

  1. Hola Virgínia Felicidades por TU CORAJE ! especialmente e estos TIEMPOS, lo de las obras guardadas en un Cajon, ES un misterio , pero tiene que llegar Su .Momento..
    Un Gran Abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.